El Sorrento atracado en el puerto de Sagunto en la tarde del miércoles 6 de mayo.

El Sorrento ardió por completo en abril de 2015.

Una reciente sentencia de un Juzgado de lo Mercantil de Palma de Mallorca dicta que el pavoroso incendio que afectó al ferry Sorrento de Grimaldi en abril de 2015 frente a la costa de Palma de Mallorca y fletado en aquel momento por Acciona Trasmediterránea, se inició por un cortocircuito accidental en una tractora y su remolque frigorífico acoplado y estacionado en la bodega del buque.

Así pues, la resolución judicial da por bueno el atestado elaborado por la Guardia Civil en relación con este accidente y quita la responsabilidad de ambas navieras, ya que el incendio no tuvo su origen en el mal estado de la instalación eléctrica del Sorrento.

Un afectado por el incendio había demandado a Trasmediterránea y a Grimaldi, alegando que las dos compañías contravinieron su obligación del deber de conservar, vigilar y cuidar los bienes transportados y, de igual modo, también se atribuía la propagación de las llamas a la falta de medios antiincendios o la falta de preparación de la tripulación.

Sin embargo, la sentencia estima que el ferry se encontraba en perfecto estado de navegabilidad, que había pasado las inspecciones preceptivas en su debido momento y que la labor de la tripulación permitió poner a todo el pasaje a salvo, a pesar de la gravedad del siniestro.