La Comunidad de Madrid ha trasladado al Comité Madrileño de Transporte por Carretera que sancionará el transporte de paquetería en turismos VTC, pese a que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia lo considera legal.

Las autoridades regionales madrileñas consideran que, de acuerdo con la regulación en materia de transportes, no se puede realizar dicha actividad con vehículo de clase turismo, ya que estos se encuentran definidos en la normativa de aplicación como “automóvil distinto de la motocicleta, especialmente concebido y construido para el transporte de personas y con capacidad hasta nueve plazas incluido el conductor”.

En consecuencia, según su criterio, el transporte de paquetería solo podrá realizarse en vehículos construidos y acondicionados a tal fin, entre los que no se encuentran los turismos.

Por tanto, cuando el transporte se realice mediante un vehículo dotado de autorización de transportes VTC, cuyo título solo le habilita para realizar transporte de viajeros y sus equipajes, el incumplimiento constituirá una infracción grave tipificada en la LOTT.

Así mismo, cuando se trate de un transporte realizado con un vehículo turismo sin título, la infracción sería sancionable como falta muy grave.

El gobierno regional asegura que, de acuerdo con el Plan de Inspección de Transporte para 2021, se prevé el control efectivo de la realización del transporte de mercancías en vehículos especialmente construidos y acondicionados a tal fin, por lo que se siguen realizando labores de inspección y trasladando las oportunas indicaciones a los agentes encargados del control en carretera, de acuerdo con los criterios técnicos de la Mesa de Directores Generales de Transportes, integrado por la Administración General del Estado y las comunidades autónomas.

Desde el pasado mes de marzo, Cabify ha reforzado sus servicios para envíos de pequeña paquetería en la Comunidad de Madrid, tras recibir el respaldo de Competencia. La batalla legal está servida.