La naviera danesa Maersk sigue afianzando su estrategia en el segmento del e-commerce, con la compra de la start-up portuguesa Huub, que le permitirá reforzar sus capacidades a nivel tecnológico.

Especializada en soluciones basadas en la nube para el almacenamiento B2C en el sector de la moda, su compra es ya la tercera del año para el grupo en el ámbito del comercio electrónico, una de las nuevas áreas estratégicas en las que está centrando sus esfuerzos para ofrecer soluciones logísticas integrales.

Su intención es acelerar el desarrollo de su oferta omnicanal, de modo que sus clientes puedan centrarse en su negocio principal. Una vez que la tecnología de Huub sea integrada en las soluciones existentes de Maersk para la logística del e-commerce, podrán utilizar sus modernas y sencillas interfaces y dispondrán de una única fuente de información para visualizar su stock.

Desde el primer día, esta start-up ha tenido dos propósitos claros: la disrupción y la escala. Disrupción para decir que una industria multimillonaria necesita una revolución digital y crear una plataforma y un nuevo ecosistema para la cadena de suministro.

Posteriormente, los nuevos desarrollos deben aplicarse a unos volúmenes que pueden marcar la diferencia. En este sentido, Maersk es quien conseguirá que la plataforma llegue a numerosos clientes y siga creciendo en el mercado de la logística del e-commerce. 

Maersk Growth, el brazo de riesgo de A.P. Moller – Maersk, unió fuerzas con esta start-up en mayo de 2019, pero con esta adquisición, Maersk Growth y el resto de inversores dejarán de formar parte de la compañía.

Para fortalecer su oferta de logística integrada, la naviera inició hace dos años y medio una espiral de fusiones y adquisiciones, con la compra del agente aduanero Vandegrift, la empresa de almacenamiento y distribución Performance Team, y la de servicios aduaneros KGH. A ello se ha sumado en agosto de 2021 la adquisición de Visible MSC y la intención de compra de Europe B2C.