La naviera danesa habría reducido su servicio de contenedores que recala en el puerto de Málaga en las últimas semanas y habría desviado estos tráficos a Tánger Med.

Esta situación, según informa la prensa malagueña, se alargará a lo largo del presente año, en un movimiento que tiene su razón de ser en los ahorros de costes que se generan en la terminal marroquí, especialmente en aquellos movimientos que implican tránsitos de contenedores.

Al tiempo, Noatum espera que las modicaciones de servicio sean temporales y reversibles, como ya ha pasado anteriormente en la rada andaluza, y que los tráficos de la compañía danesa vuelvan a su terminal, hasta cubrir el mínimo de 150 escalas anuales comprometidas durante al menos dos años.

Mientras la instalación portuaria sigue acogiendo los atraques de los portacontenedores de MSC y de Hapag-Lloyd, así como movimientos de graneles y de vehículos terminados.

Durante todo el pasado 2019, el recinto portuario malacitano manejó un total de 209.229 TEUs, un 67,34% más que un año antes.

De ese volumen, 170.307 TEUs correspondieron a tránsitos, lo que implica un ascenso anual de un 98,83%, otros 13.635 TEUs han sido entradas y salidas nacionale, con una caída de un 7,87% con respecto a 2018, y 25.286 TEUs a tráficos de importación y exportación, con un crecimiento de un 2,87%.