A.P. Moller – Maersk se ha adherido a la iniciativa global SteelZero, que busca impulsar la transición hacia una cadena logística sostenible para la industria siderúrgica, en colaboración con Responsible Steel, enfocada en la certificación y estandarización en el sector del acero.

El acero es una parte importante de la cadena de suministro de Maersk, que lo utiliza en sus buques, contenedores, terminales y almacenes. Sin embargo, esta industria es una de las más contaminantes, acumulando un 7% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

En este sentido, es importante encontrar procesos bajos en carbono para esta industria y la naviera está dispuesta a colaborar con clientes y proveedores en este camino.

Está previsto que más de 700 buques operados por la naviera sean reciclados en la próxima década, de los cuales una gran proporción son del tipo ‘post-panamax‘, de más de 4.000 TEUs, construidos en un 90% con acero.

Asimismo, teniendo en cuenta que se espera que los volúmenes de reciclaje de buques casi se dupliquen para 2028 y se cuadrupliquen para 2033, el acero reciclado puede llegar a convertirse en una materia prima viable para los consumidores de acero que se hayan fijado objetivos de emisiones netas cero.

Esto abre interesantes posibilidades para Maersk, pues impulsar la circularidad en la industria del acero le ofrece una gran oportunidad para reducir sus emisiones de Alcance 3. La naviera colaborará con diversas organizaciones industriales comprometidas con estos objetivos en el desarrollo de unas políticas de producción y gestión de recursos sostenibles.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110