MAN presentó hace dos años el programa internacional «Truck to Go», para la comercialización de vehículos rígidos completos adaptados a cada mercado, como un paso más para ofrecer un producto de calidad, mediante la agilización del proceso de venta, ofreciendo un vehículo listo para comenzar a trabajar con él.

La simplificación de los procesos de trabajo que plantea el programa se traduce en un procesamiento de pedidos más rápido y seguro y en unos plazos de entrega más cortos.

En estos últimos dos años desde su presentación, el proyecto se ha ido concretando para cada mercado, a través de acuerdos de colaboración con un total de 85 carroceros certificados. El programa ofrece la opción de disponer de vehículos disponibles para entrega inmediata en configuraciones estándar o la posibilidad de configurar el vehículo según necesidad del cliente.

En el mismo momento de formalizar el pedido del chásis, se origina el pedido correspondiente al carrocero. Gracias a esta antelación y a disponer anticipadamente de toda la información relativa a las características de la unidad, el carrocero puede prever los suministros de material, con el fin de agilizar el pedido.

De esta forma, el concesionario de MAN se encarga del pedido completo, consiguiendo para el cliente acortar los plazos en los que la unidad completa está lista y con toda la documentación tramitada, relativa a la homologación del conjunto y garantías de los equipos incluídos.

Man Truck&Bus presenta ahora al mercado español el primer vehículo completo, gracias al acuerdo suscrito con Tecnove, para vehículos con caja frigorífica. El programa se articula a través de tres vehículos, como son el TGL de 12 toneladas para 14 palets, el TGM de 18 toneladas y 19 palets y el TGS de tres ejes, 26 toneladas y 23 palets.

En cuanto al furgón, fabricado a medida para cada unidad en panel sandwich con espuma rígida y poliéster reforzado con fibra de vidrio, homologado con categoría reforzado, se ofrece con opciones en equipamiento, en cuanto a equipo de frío y trampilla elevadora.

La idea inicial es fabricar un número de unidades estándar, que estarán disponibles de forma inmediata para su matriculación. En el caso de pedidos especiales, se beneficiarán igualmente de un acortamiento en el tiempo de entrega.

De momento el programa queda circunscrito a vehículos con caja frigorífica, aunque no se descarta ampliar en un futuro a otras especialidades como pueden ser hormigoneras o vehículos de obra.