Durante el viernes 2 de octubre, se ha llevado a cabo el viaje inaugural y prueba piloto en una vía pública del Mercedes-Benz Actros equipado con el sistema de conducción automática ‘Highway Pilot’. El camión ha recorrido el trayecto entre Denkendorf y el aeropuerto de Stuttgart.

Se trata de un sistema inteligente conectado con varios sensores y sistemas de seguridad que permiten que el camión pueda, en ciertas zonas y situaciones, tomar el control de sí mismo. Para ello, una vez que el camión se sitúa en el carril de la derecha, se enciende el sistema ‘Highway Pilot’ y este se hace cargo de la conducción del vehículo. El conductor puede confirmar la acción pulsando un botón.

Una vez activado, el Actros se mantiene en su carril y con una distancia óptima con respecto al vehículo que vaya delante. En el caso de que la distancia sea demasiado pequeña o el vehículo frene, el camión frena automáticamente.

Cuando se aproxima la salida de la autopista, programada previamente, el sistema avisa al conductor y solicita cambia del modo automático al manual. Además, en caso de que haya algún tipo de obstáculo, como obras en la vía, o haya condiciones climatológicas adversas, el sistema solicita al conductor que tome el control del vehículo. En el caso de que no haya reacción por parte del conductor, el vehículo comienza a reducir la velocidad hasta que se consiga un punto muerto de manera independiente y segura.

El actual modelo Actros ya va equipado con varios sensores para detectar somnolencia, asistente de frenada y sistemas predictivos por lo que, para utilizar el piloto automático, no es necesaria la conexión a Internet. Está diseñado para ayudar al piloto en los largos trayectos y en los momentos de atascos, cuando se produce el ‘stop-and-go’.

Este desarrollo está dentro de la estrategia del grupo Daimler de ofrecer soluciones ante la densidad del tráfico, los cuellos de botella y las presiones en la reducción de costes en el sector del transporte, así como para ayudar al descanso de los conductores profesionales.

Conectividad

El uso de las redes digitales en el tráfico se encuentra en el umbral de un desarrollo importante. La conectividad no significa sólo la combinación de todos los sistemas de asistencia, de seguridad y telemática con los nuevos sistemas de sensores, sino que también abarca la creación de redes inteligentes entre los vehículos propios y con las infraestructuras de transporte.

En concreto, si un camión informa sobre un incidente de tráfico al resto de vehículos que van por delante o por detrás de él, se pueden tomar las medidas adecuadas para evitar mayores retrasos.

Hacia la conducción autónoma

Aún así, el Actros que se ha utilizado en esta primera prueba real ha sido aprobado de acuerdo al nivel de automatización 2, es decir, conducción parcialmente automatizada. Esto significa que el ‘Highway Pilot’ sólo puede ayudar al conductor en ciertas situaciones, aunque este debe estar constantemente pendiente del vehículo, la carretera y el tráfico. Por ello, no se permite el uso de tablets durante el viaje.

En un nivel 3, avanzado, el sistema podría detectar de manera independiente sus propios límites y pedir al conductor hacerse cargo de la tarea de conducción cuando sea preciso, lo que implicaría que el profesional podría dedicarse a otras actividades durante el viaje.