De un tiempo a esta parte, es cada vez más común la construcción de gigantescos centros de datos, con los que las compañías quieren dar servicios para gestionar el ingente volumen de datos que genera la actual sociedad de la información.

Ante la perspectiva de un segmento en franco crecimiento, con experiencias en diversos puntos de la geografía española, Merlin Properties también ha tomado la decisión de entrar en este mercado de la mano de la estadounidense Edge Energy.

Así pues, ambas compañías impulsarán conjuntamente la construcción de cuatro ‘data centers’ en la península, ubicados en Madrid, Barcelona, Bilbao y Lisboa.

La intención de las dos empresas es levantar instalaciones energéticamente eficientes y con consumo neto de agua nulo en suelo propiedad de la socimi en las cuatro localizaciones escogidas, para crear una red de tratamiento de datos con capacidad para 80 megavatios en una primera fase y que después se iría ampliando progresivamente a nuevos espacios, en función de la demanda.

Las ubicaciones de Madrid y Barcelona tendrán una capacidad aproximada de 20 MW cada una, mientras que las de Bilbao y Lisboa tendrán una capacidad de 20 MW en primera fase, aunque también dispondrán de la infraestructura necesaria para poder construir instalaciones con más de 100 MW.

Por otra parte, ambas compañías también han anunciado su intención de incorporar más de 100 MW a estos centros en cargadores para vehículos pesados.