Merlin Properties tiene previsto, tal y como ha anunciado en su Markets Capital Day la semana pasada, que de cara a 2022, una vez hayan concluido los 14 proyectos que tiene en desarrollo, doblará la valoración de sus activos logísticos desde los 800 millones de euros actuales, hasta los 1.500 millones de euros.

El portfolio logístico de la socimi sumará entonces un volumen total de más de 2,6 millones de metros cuadrados, incluyendo su actividad en la ZAL de Barcelona.

Para ello, la compañía se está centrando en consolidar su posición en los mercados inmologísticos de Madrid y Barcelona a través del Plan Best II, así como en extender su huella a otras plazas en el país por medio de su Best III, con un 81% de su portfolio adaptado para las necesidades de los actores del sector del comercio electrónico.

De igual modo, Merlin también se centrará en el desarrollo de soluciones logísticas para la distribución de última milla, especialmente gracias al piloto lanzado en Madrid, con la colaboración de FM Logistic y de GLS, para utilizar aparcamientos de sus edificios de oficinas como hubs urbanos avanzados en plena ciudad.

La compañía analizará la viabilidad de este proyecto para, si tiene éxito, extenderlo para todo su portfolio.

Así mismo, la socimi ha anunciado a los inversores que, entre sus últimos proyectos, se encuentra en negociaciones avanzadas para alquilar su plataforma de Cabanillas-F que ocupa una superficie de 21.000 m² y que ha sido recientemente terminada, mientras que, al tiempo, siguen avanzando las obras de los activos para Carrefour en Azuqueca de Henares, con 99.000 m², y para DVS en PlaZa, con 11.000 m².