La industria de la automoción se ha establecido definitivamente como uno de los principales motores de la economía española y, para crecer al ritmo que lo está haciendo, necesita un excelente sistema logístico que garantice la cadena de suministro no sólo de automóviles, sino también de piezas, componentes y recambios.

En este último segmento, el de los recambios, uno de los mejores ejemplos de la infraestructura logística que los fabricantes despliegan es el almacén logístico de gestión posventa de recambios de Mercedes-Benz para España y Portugal.

Con una superficie de 48.400 m² y ubicado en Miralcampo, en Azuqueca de Henares, Guadalajara, el almacén gestionado por Mercedes Benz Parts Logistic Ibérica abastece de recambios a la península ibérica y a las islas españolas y lusas, además de Ceuta y Melilla.

El actual director ejecutivo de Mercedes-Benz Parts Logistic Ibérica y anterior director de Logística Recambios de Mercedes-Benz, Alfonso García, ha desgranado a cadenadesuministro.es la historia y los entresijos de una instalación en la que la operativa no ha dejado de aumentar en los últimos años.

Un almacén con historia

El almacén que se encarga de abastecer a los concesionarios españoles y lusos, llegando a lugares tan distantes de la península como las islas Azores, fue adquirido por Seat en el año 1974. Casi una década después, en 1983, Mercedes-Benz compró aquellos terrenos en los que la empresa española ya había levantado un primer almacén.

Según explica García, el almacén ha ido incorporando en estos años nuevas regiones a las que abastecer. En 1997 se incorporó Portugal, en 2001 se amplió a Canarias y desde 2017 forma parte del clúster logístico para el sur de Europa, junto con los almacenes de Grecia e Italia. El almacén ofrece recambios para camiones, turismos, furgonetas y autobuses de todas las marcas del grupo Daimler en el continente: Mercedes-Benz, Smart, Evobus y Fuso.

“Manejamos desde una pequeña arandela hasta un motor industrial que puede llegar a pesar en torno a los 2.500 kilos, lo que dificulta enormemente las tareas de automatización”.

En la actualidad, el almacén recibe unos 17.000 pedidos al día. Estos pedidos proceden de los 300 puntos fijos de entrega a los que se abastece. Además de las solicitudes generales, existe la opción de realizar pedidos urgentes, que garantiza que cualquier taller de la península recibirá la pieza antes de las 8.00 h o las 9.00 h.

Alfonso García, director ejecutivo de Mercedes-Benz Parts Logistic Ibérica.

Para ello, el pedido se puede realizar hasta las 21.00 horas del día anterior a la entrega. La diferencia de una hora apuntada por García depende de la distancia que exista entre el concesionario que realiza el pedido y el almacén de Miralcampo, si bien «en el 95% de los casos los pedidos llegan antes de las ocho de la mañana», asegura el directivo.

No solamente el territorio peninsular utiliza los servicios de recambio de Miralcampo, también suministra a Canarias, Baleares, Ceuta, Melilla, Madeira y Azores. La logística para abastecer a territorios tan distantes es compleja y el fabricante se sirve de distintos tipos de proveedores para satisfacer a sus clientes. “Para la península utilizamos proveedores con camión, y para Canarias, Baleares, Ceuta, Melilla, Madeira y Azores nos servimos del barco y el avión”.

18 rutas para 18 puntos de transbordo

Para hacer posible el funcionamiento de un almacén como el de Miralcampo, es necesario que 160 empleados trabajen en turnos de mañana y tarde.

Los horarios de salida de los transportistas del almacén dependen de sus diferentes destinos. Así, los camiones que entregan a las islas salen de Miralcampo a las 16.00 h, mientras que los que van a la península salen a las 21.00 h y hacen el recorrido durante la noche. 

La mercancía viaja en contenedores de acero que son propios de Mercedes y los transportistas se trasladan hasta puntos de transbordo repartidos por todo el territorio. “Hay 18 puntos de transbordo en España, tales como Benavente, Zaragoza o Bailén. Una vez allí, la mercancía cambia de vehículo y se envía al concesionario que la haya reclamado”.

Un stock valorado en 60 millones de euros

En Miralcampo se manejan todo tipo de piezas, desde las más grandes hasta una simple arandela. El valor del stock de la planta asciende a los 60 millones de euros. Que un stock tan valioso esté compuesto de piezas tan heterogéneas supone una dificultad añadida a la hora de su gestión.

Manejamos desde una pequeña arandela hasta un motor industrial que puede llegar a pesar en torno a los 2.500 kilos, lo que dificulta enormemente las tareas de automatización”. En España los almacenes no están automatizados. Solamente lo está la central alemana de Germesgein, con una superficie mucho mayor que la del almacén español, con 2.000.000 m².

almacen-de-Mercedes-Benz-en-Miralcampo, Azuqueca

El almacén está ya al 75% de su capacidad.

Miralcampo, el terreno que alberga al almacén de Mercedes ocupa 220.000 m², con unos 50.000 m² construidos. La última ampliación del almacén inicial finalizó en 2011; «había comenzado en pleno boom precrisis y al finalizar el almacén estaba prácticamente vacío«.

Ahora, sin embargo, ya se ha ocupado casi el 85% de la instalación y no sería extraño que en unos años fuese necesario volver a ampliar. El crecimiento el pasado año fue de un 10% y para el presente año se prevé un crecimiento similar.

«El vehículo eléctrico va a suponer un gran reto. Puede necesitar hasta un 25% menos de recambio que el vehículo tradicional»

Si el crecimiento se mantuviese tan fuerte durante varios años, podría ser necesaria una ampliación de las instalaciones. Alfonso García no lo descarta, aunque también tiene muy presente el desafío que van a representar los nuevos vehículos alternativos.

«El vehículo eléctrico va a suponer un gran reto. Puede necesitar hasta un 25% menos de recambio que el vehículo tradicional». Este cambio no va a ser rápido, según Alfonso García, hasta 2025 no conoceremos el impacto real de este nuevo tipo de vehículos en el mercado.