Montepino Logística consolida su salto más allá de su mercado natural de la zona centro, con el inicio de las obras del nuevo centro logístico e industrial del fabricante de baterías Eternity Technologies, en el polígono Can Serra del municipio barcelonés de Sant Esteve Sesrovires.

El activo, que estará finalizado en 2021 tras una inversión de más de cinco millones de euros, contará con una superficie total de 10.508 m² y permitirá a la compañía ampliar sus instalaciones, así como disponer de nuevas oficinas centrales.

Las nuevas instalaciones, dedicadas a la fabricación de pilas y acumuladores eléctricos para uso industrial, estarán equipadas con cuatro muelles de carga y uno para productos químicos, ocuparán el edificio A del complejo que Montepino está desarrollando en esta ubicación sobre un terreno de 23.000 m².

El diseño de las nuevas instalaciones cumplen además con todos los estándares de calidad que establece la certificación energética LEED, con un consumo de energía sostenible y altos niveles de eficiencia.

Este nuevo centro, la segunda planta europea que Eternity Technologies implementa en Europa, tendrá una capacidad de fabricación, en una primera fase, de 240.000 elementos de tracción ampliable hasta 400.000.

Para Montepino se trata del segundo proyecto que está desarrollando en el mercado catalán, en el que ya dispone de una una superficie total de 85.000 m² de suelo ubicados en las localidades de Castellbisbal y Sant Esteve Sesrovires.