Ante el fuerte aumento del número de casos de coronavirus, MSC Cruceros pondrá en marcha ciertas medidas de precaución en sus buques. En concreto, se negará el acceso a las personas que hayan viajado en los últimos 14 días hacia, desde o a través de las ciudades italianas de Casalpusterlengo, Codogno, Castiglione d’Adda, Fombio, Maleo, Somaglia, Bertonico, Terranova dei Passerini, Castelgerundo, San Fiorano y Vò.

Desde la naviera, ya habían restringido el acceso a cualquier persona que hubiera viajado hacia, desde o a través de China continental, Hong Kong o Macao. Ahora, la medida se extiende al centro y norte de Italia.

Además, en el operador remarcan que ninguno de los puertos visitados por cualquiera de sus barcos en Italia ni ninguno de los destinos de excursión relacionados están cerca de estos municipios o territorios.

Por otro lado, todos los pasajeros deberán rellenar un formulario para asegurar que no han viajado a estos destinos y quienes sí lo hayan hecho tendrán prohibido el acceso. Tanto ellos como la tripulación tendrán que someterse a controles obligatorios antes de embarcar, y se impedirá subir a bordo a quienes presenten síntomas como fiebre o febrícula, catarro o dificultad respiratoria.

En todos los cruceros, los pasajeros y la tripulación que embarquen y desembarquen en los puertos de escala serán revisados con frecuencia por cámaras térmicas para detectar posibles síntomas de fiebre.

Estas medidas se suman a las que han estado en vigor durante más de un mes, que incluyen un saneamiento profundo en todos los barcos, con desinfección continua de las áreas públicas, y el lavado y desinfección de manos para todos a bordo.