Nacex ha participado junto a Scoobic en el desarrollo de un nuevo vehículo de micromovilidad eléctrica especialmente pensado para la última milla, que se fabricará en la nueva planta en Sevilla de esta empresa española.

El Scoobic eBox, completamente eléctrico, es el primero adaptado a la normativa de la DGT de Vehículos de Movilidad Personal que se desarrolla en el mercado español. Después de un año de investigación y trabajo en equipo, ahora Nacex será el primer operador que pueda incorporar este vehículo para sus desplazamientos urbanos.

Está previsto que se incorporen a su flota un total de 45 unidades a lo largo de 2022. Una cantidad que se irá ampliando durante los próximos años. En 2023, está previsto que este transporte comience a utilizarse también en otras grandes ciudades europeas.

Nacex podrá realizar un 30% más de entregas por hora con el nuevo equipamiento que con una furgoneta convencional, al tratarse de un vehículo que gracias a su doble homologación, puede conducirse como cualquier patinete, con velocidad limitada a 25 km/h o haciendo las funciones de carro asistido, en este caso con la velocidad limitada a 6 km/h, pudiendo acceder a calles peatonales, edificios y locales, hasta la misma puerta del comercio o vivienda.

Con el uso de estos vehículos de reparto, directamente desde las franquicias situadas a pié de calle en el centro de las ciudades, se eliminan pasos intermedios, como la necesidad de cargar una furgoneta y posteriormente una carretilla con los paquetes a repartir en un corto espacio., lo que redunda en una mayor productividad, además de una reducción de las emisiones totales.

Se puede decir que tiene una ‘autonomía ilimitada’ gracias a la posibilidad de intercambiar la batería, lo que evita esperas de inactividad. En cuanto a sus características, tiene una gran capacidad de carga, que permite a los repartidores transportar hasta 400 litros y 120 kg.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110