Apenas tres meses después de iniciar su colaboración, Nikola e Iveco ya tienen el primer concepto de lo que habrá de ser su primer camión eléctrico dirigido al mercado europeo de vehículos industriales.

La unidad, con la denominación de Nikola TRE, se basa en el chasis del Iveco S-WAY e incorpora la tecnología de baterías eléctricas de Nikola en un diseño que se ha llevado a cabo en las instalaciones turinesas de Italdesign, con la intención de llevarlo para su presentación oficial en la IAA de 2020 y para que las primeras unidades sean entregas a los clientes ya en 2021.

El modelo que se ha dado a conocer está diseñado para servicios de transporte regional y cuenta con baterías que le confieren una autonomía de unos 400 kilómetros con prestaciones en cuanto a comportamiento con carga similares, e incluso superiores, a las de otros vehículos diésel equivalentes, según anuncias las marcas colaboradoras.

El vehículo incorpora un sistema modular de pilas con una capacidad máxima de 720 kWh que puede personalizarse en función del uso que se le vaya a dar.

El nuevo Nikola TRE ofrece una potencia continua de 480 kW, gracias a la cadena cinemática alimentada por electricidad, que rinde un par máximo de 1.800 Nm. Las dos marcas que el vehículo esté disponible también como un rígido de dos y tres ejes, con una capacidad de entre 18 y 26 toneladas, apto, por lo tanto, para servicios de reparto y distribución urbana.