El puerto de Málaga ha iniciado una nueva operativa de transporte intermodal para la importación de 4.000 toneladas de aceite usado a través del enclave andaluz.

Así mismo, el servicio incluye el posterior traslado de la carga por ferrocarril hasta las instalaciones de Linares Biodiesel Technology en Jaén para su reconversión en biocombustible.

De igual modo, una vez finalizado el proceso de transformación, el granel líquido volverá a trasladarse al puerto de Málaga para exportarse por barco desde las instalaciones de Oil Distribution Terminal, operador que gestiona este servicio de importación y exportación.

La terminal ya ha realizado este servicio entre el 26 de agosto y el 4 de septiembre, aunque ahora se incluye además el traslado de la mercancía transformada desde Jaén a Málaga, para embarcarla con destino al mercado europeo.

Tras la aprobación por Adif de la propuesta de la Autoridad Portuaria para modificar el horario del servicio ferroviario, la operativa que se realizará el 23 y 24 de septiembre, se adelantará a las 23:00 horas, para disminuir el impacto de la actividad portuaria en la ciudad.

Este nuevo tráfico, con periodicidad mensual, dinamizará, a juicio de los responsables del enclave malacitano, la economía del hinterland portuario y facilitará la conversión del puerto de Málaga en un enclave estratégico para impulsar la internacionalización de las empresas andaluzas.