transportes_ramon_nueva-nave-merida

Las nuevas instalaciones de Transportes Extremeños Ramón se ubican en una parcela adquirida a Sepes.

Pese a las difíciles conexiones que aún unen Extremadura con el resto de España y Portugal, esta región va consolidándose paso a paso como un importante paso estratégico para la logística entre España y Portugal, dada su ubicación a medio camino entre dos de las principales áreas metropolitanas de la península ibérica como son Madrid y Lisboa.

En este marco, Transportes Extremeños Ramón ha abierto esta misma semana su nueva base frigorífica en la localidad de Mérida, sobre unos terrenos adquiridos a Sepes, y que sirve para complementar sus instalaciones centrales que, desde hace 12 años, tiene en la localidad cacereña de Navalmoral de la Mata.

Las instalaciones tiene una superficie construida total de 3.900 m² sobre una parcela de 8.100 m². Del espacio construido, 2.500 m² se dedican a almacén, que cuenta con doce muelles para camiones de gran tonelaje y ocho para furgonetas y vehículos ligeros.

Por otra parte, la plataforma cuenta con 1.000 m² de zona a temperatura controlada entre +2˚C y +8˚C con pre-cámara y muelles abrigados para el correcto mantenimiento de la cadena de frío, así como con 600 m² construidos en dos plantas conectadas a la nave de distribución para oficinas, sistemas y tecnologías de la información, además de la recepción.

La empresa, que forma parte de la red de paletería de Palibex desde octubre de 2016 y que es socio de Integra2, suma de este modo 8.000 m³ de capacidad en almacenes refrigeradosmás de 50 vehículos entre vehículos pesados y unidades para reparto con transporte a temperatura ambiente o controlada, un total de 30 muelles propios distribuidos en dos sedes, con dos muelles específicos para frío dotados de zona de cámara y precámara frigorífica.