Pese a que el pasado 2019 se ha registrado un descenso del porcentaje de los usuarios del comercio electrónico en todos los productos y servicios, excepto en los casos de alimentación y formación, este canal sigue consolidándose en el mercado español, hasta alcanzar una facturación el año pasado de más de 50.000 millones de euros, si se cumplen las expectativas depositadas en el último tramo del años.

Al mismo tiempo, ha aumentado el gasto medio aumenta, debido, en parte, a las facilidades de compra que ofrece la financiación online y, en este sentido, según los datos del último Observatorio de Cetelem, el gasto realizado por los internautas españoles en las compras realizadas en el comercio electrónico asciende a 2.098 euros de media, dato que supone un incremento del 10% respecto al año anterior.

Así mismo, entre las tendencias que se reflejan en el análisis, puede comprobarse cómo los ‘marketplaces’ pierden fuelle frente a las webs de las tiendas, aunque, en todo caso, siguen siendo la opción preferida de los internautas españoles para hacerse sus compras en el canal on-line.

De igual modo, poco a poco, el uso de los dispositivos móviles para comprar a a través de internet va ganando terreno y continúan con un fuerte ascenso, como demuestra el hecho de que en los últimos cinco años el porcentaje de compradores a través del móvil ha aumentado 43 puntos porcentuales, hasta alcanzar el 68% en este 2019, cinco puntos más que un año antes.