La marca de moda Silbon ha invertido más de 242.000 euros en un nuevo centro logístico de 2.470 m² en el Polígono Industrial de Chinales, en Córdoba, de los cuales 800 m² corresponden a un punto de venta ‘outlet’, las oficinas centrales, y espacio para almacén y exposición.

El nuevo centro cuenta con el primer túnel de RFID o identificación por radiofrecuencia, un sistema de almacenamiento y recuperación de datos remotos para facilitar la distribución de la mercancía.

La identificación única se utiliza para garantizar la trazabilidad, mapeando y estableciendo ubicaciones para cada producto, lo que disminuye el tiempo de ‘picking‘ y permite diseñar circuitos lógicos de búsqueda.

La empresa, constituída en 2010 con una facturación de 12 millones de euros, centra su estrategia en proporcionar una experiencia de compra única y personalizada. Para ello, está realizando una fuerte apuesta por la omnicanalidad y el desarrollo tecnológico, que continuará a lo largo de 2021.

Desde sus inicios, ha tratado de diversificar su producto, adaptándose siempre a la demanda, reinvirtiendo íntegramente su beneficio para acometer mejoras, y fomentar la digitalización y la innovación en su proceso productivo.