La Asamblea General de la Junta de Compensación del plan urbanístico de Motril ha dado su aprobación unánime a la propuesta de ordenación presentada por la Junta de Andalucía para el desarrollo de suelo logístico e industrial en terrenos colindantes con el puerto de Motril.

De este modo, parece que se desatasca un proyecto que llevaba doce años paralizados, de tal modo que la Junta de Andalucía estima que los avances permitirán que en aproximadamente un año puedan licitarse las obras en este suelo industrial y logístico.

La Junta de Compensación del PUE1 la conforman la propia Junta como propietaria mayoritaria del 56,33%, la Autoridad Portuaria, el Ayuntamiento de Motril y los propietarios privados de parcelas.

Así pues, la Junta es propietaria de 293.968 m² de suelo industrial adquirido entre los años 2000 y 2003 por un precio de 4.988.029 euros, con ua superficie total que alcanza los 543.752, de los que, además, los particulares poseen 180.943 m² y la Autoridad Portuaria de Motril 46.914 m².

El futuro parque empresarial, logístico e industrial de Motril comenzó a gestarse en el año 2000 y quedó paralizado en 2009, con el proyecto de urbanización ya redactado.

Adaptaciones del proyecto y próximos pasos

Ahora se pretende adecuar las conexiones al nuevo trazado de acceso al puerto de Motril, ya que el diseño inicial quedó obsoleto al modificarse el trazado de la autovía de acceso al puerto.

Además, también se quiere adaptar el desarrollo a las nuevas necesidades de mercado, concentrando edificabilidad en parcelas de superior tamaño acordes a la demanda industrial y logística, y da más viabilidad a la actuación desde el punto de vista económico, al optimizarse las infraestructuras y revisarse los costes de las mismas sin merma de funcionalidad.

Una vez aprobado el documento de innovación del Plan Parcial por la Junta de Compensación, el proyecto será presentado en el Ayuntamiento, que en un paso previo a la aprobación inicial, deberá solicitar a la Junta de Andalucía los informes sectoriales correspondientes.

Cuando el documento esté aprobado inicialmente por el Pleno municipal, se someterá a información pública, para después elevarse a aprobación definitiva, en un proceso que podría culminar en aproximadamente seis meses.

Simultáneamente, se trabaja ya en la adaptación del proyecto de urbanización y el de reparcelación al nuevo plan parcial, para que ambos documentos puedan tramitarse una vez esté aprobada de forma definitiva la innovación.

La tramitación de los dos proyectos llevará unos seis meses, con lo que, si se cumple el calendario de tramitación estimado, en un año se podrán licitar las obras de urbanización del desarrollo.