La crisis sanitaria parece haber dado un aldabonazo definitivo y sin vuelta atrás a la transición de la gran distribución desde su posición tradicional hacia una integración omnicanal con el canal on-line.

Estos cambios tienen su origen en el repentino cambio que se ha producido en los hábitos de consumo desde el pasado mes de marzo e implica la adaptación del modelo de negocio para dar servicio a un cliente que traspasa canales.

En este marco, El Corte Inglés, dentro de su proceso de integración omnicanal, ya tiene operativa su nueva aplicación móvil, en la que ofrece más de medio millón de referencias de más de una veintena de categorías, entre los que se incluyen perecederos y para los que se pueden contratar servicios de envío domiciliario rápido para 200.000 artículos, recogida en tienda o con el servicio de entrega en el vehículo.

De igual modo, la cadena también ha enriquecido el lanzamiento de la aplicación móvil con cupones y descuentos personalizados con notificaciones o catálogos electrónicos, entre otros.

Con esta plataforma, El Corte Inglés busca potenciar la cercanía con sus clientes a través de un servicio que traspasa canales y los integra en una única vía de comunicación de uso sencillo.