El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y el presidente de Aragón, Javier Lambán, han inaugurado este pasado viernes la remodelada estación de viajeros de Canfranc y la nueva playa de vías, en los que se han invertido 10 millones de euros, de los que casi dos corresponden a los fondos CEF.

Se trata de actuaciones claves para la reapertura de la línea internacional Zaragoza – Huesca – Canfranc – Pau, que permitirá mejorar las comunicaciones entre España y la UE, en un momento en que se están afianzando las conexiones de Aragón con los puertos de Barcelona y Valencia, a través del Corredor Cantábrico-Mediterráneo.

Próximamente, se convocará la reunión cuatripartita entre el Ministerio de Transportes y su homólogo francés, Nueva Aquitania y el Gobierno de Aragón para reabrir la conexión con Francia y está a punto de formalizarse el contrato para redactar los estudios de rehabilitación del túnel del Somport.

También se sigue avanzando en el estudio informativo para la implantación del ancho estándar en el tramo Huesca-Canfranc, para favorecer las conexiones en ancho estándar con las plataformas de Plaza y Plhus.

La nueva playa de vías es una infraestructura moderna, segura y polivalente que se podrá adaptar a las necesidades de interoperabilidad para hacer posible el tráfico ferroviario internacional. El haz de vías para tráfico de viajeros está compuesto por tres vías, mientras que el de mercancías cuenta con cuatro.

Asimismo, se han ejecutado todas las obras de drenaje, el cerramiento perimetral, enclavamientos, desvíos y canalizaciones del sistema de comunicaciones, señalización y seguridad, además de proceder al desmontaje de las vías en desuso.