Stuart-1

El servicio ofrece entregas programadas en franjas de 15 minutos.

Los procesos de integración omnicanal buscan permitir al cliente la interacción tanto en entornos físicos como en el canal on-line, con el fin de adaptarse a sus necesidades concretas.

En este sentido, Stuart ha puesto en marcha un nuevo servicio que permitirá a los comercios españoles ofrecer entregas programadas en franjas de 15 minutos también a los compradores de los establecimientos físicos.

El servicio Offline Delivery de la compañía tiene como objetivo dar respuesta a los cambios que se están produciendo en los hábitos de consumo y se dirige especialmente a turistas que quieren recibir en sus hoteles la compra realizada en tiendas de ropa o supermercados, así como a clientes que no desean cargar con su propia compra y eligen un servicio de entrega en su propio hogar o trabajo a la hora que más le convenga.

Para desarrollar estas entregas, Stuart cuenta con una plataforma que cuenta con funcionalidades avanzadas de análisis y ‘big data’, incluyendo expedición automática y geolocalización del envío en tiempo real.

Así mismo, la empresa también ha detectado que la demanda de entregas programadas está creciendo en España, ya que, según sus propios datos, el porcentaje de estos servicios en la ciudad de Barcelona prácticamente se ha duplicado del año 2017, cuando eran un 10%, al 2018, año en que se alcanzó el 19%, mientras que en Madrid los envíos programados han pasado del 17% en 2017 al 24% en 2018.