Euro Pool System ha puesto en marcha en el mes de mayo de 2019 el nuevo servicio ferroviario directo CoolRail para el transporte de productos frescos, fundamentalmente frutas y hortalizas, desde el sur hacia el norte de Europa.

El envío, que se lleva a cabo entre las ciudades de Valencia y Rotterdam en contenedores totalmente refrigerados, tiene la misma duración que el viaje por carretera, pero permite una reducción de entre el 70% y el 90% en las emisiones de CO2.

Este servicio, operado por Renfe, se prestará tres veces a la semana durante 48 semanas al año, con una carga prevista de 42 contenedores de ida y vuelta, si bien la previsión es llegar hasta los cinco trenes por semana.

En España, los trenes partirán de la terminal valenciana de Silla, para llegar a la de CTT-Rotterdam, aunque se realizará una parada en Barcelona para cargar los contenedores con más productos destinados a los Países Bajos.

Euro Pool System, que cuenta con el apoyo de varios socios, espera que la red siga creciendo para poder establecer en un futuro conexiones ferroviarias con Alemania, Escandinavia y Reino Unido.