La Junta Directiva y el Consejo de Supervisión de Daimler han dado luz verde a la escisión de la división de camiones, prevista para finales de 2021. Los accionistas, que tendrán la última palabra en una reunión prevista para el 1 de octubre, contarán con el 65% de las acciones del nuevo negocio, que cotizará de manera independiente en la Bolsa de Frankfurt.

En concreto, recibirán una acción por cada dos que tengan actualmente en Daimler, que por su parte se quedará con el 35% de las acciones de la nueva compañía y pretende transferir el 5% a Daimler Pension Trust. No se reservará el control sobre la nueva compañía, pues además, se firmará un acuerdo de desconsolidación.

En este contexto, debe tomarse también una decisión sobre la posibilidad de que a partir del 1 de febrero de 2022, Daimler pase a llamarse Mercedes-Benz Group, centrando sus esfuerzos futuros en los turismos y las furgonetas.

A pesar de la compleja transformación prevista, se trata de un paso clave para seguir enfocándose en la dirección adecuada en términos de estrategia, tecnología y actividad, ofreciendo a los accionistas la oportunidad de decidir de manera independiente sobre sus inversiones en ambas compañías.

Daimler Truck comprende las marcas Mercedes-Benz, Freightliner, Western Star, Fuso y BharatBenz, a lo que se añaden las del segmento de los autobuses: Mercedes-Benz, Setra, Thomas Built Buses y Fuso.

Cabe apuntar que entre camiones y autobuses, la marca ha generado unos ingresos de 18.700 millones de euros en la primera mitad del año fiscal 2021, mientras que los beneficios antes de impuestos se han situado en 1.900 millones.

Además, esta parte del negocio contará con una sólida posición financiera y unos elevados niveles de capital y liquidez desde el principio. De hecho, a fecha del 1 de enero de 2021, el capital contable ascendía a unos 11.100 millones y la liquidez neta prevista para finales de año es de 5.000 millones.

La nueva compañía espera adoptar un papel pionero en lo que respecta a la electrificación y la digitalización, avanzando hacia un transporte libre de emisiones mediante el desarrollo de vehículos de batería y pila de combustible.