El grupo de trabajo Cruise 2030, formado por ocho de los principales destinos de cruceros de Europa, se ha reunido en Palma de Mallorca para formalizar su apoyo a la iniciativa ‘Cruise 2030 Call for Action’ promovida por el puerto de Venecia.

El objetivo es definir estrategias comunes para encontrar formas de apoyar el desarrollo sostenible de la industria de cruceros en cada región, teniendo en cuenta lo que necesita no la industria de cruceros, sino tambien el medio ambiente y el puerto en sí.

Representantes de los puertos de Ámsterdam, Bergen, Cannes, Dubrovnik, Málaga, Marsella, Palma de Mallorca y Venecia han podido debatir acerca de la puesta en marcha de iniciativas para la reducción del impacto ambiental de los cruceros, como la conexión eléctrica en la instalación, la reducción de los óxidos de azufre, el uso del GNL, los ‘scrubbers’ de circuito cerrado o la reducción de la velocidad.

También han decidido posponer la inclusión de nuevos puertos en el Grupo y han coincidido en la necesidad de abrir el debate a las autoridades locales para definir un camino claro hacia una industria sostenible.

Seguirán dialogando en su próxima reunión, que se celebrará en Cannes en junio de 2020, si bien su objetivo a largo plazo es definir los estándares de una industria sostenible, prestando atención a las necesidades de los puertos y su entorno. En este sentido tendrán que fijarse las características de los buques Europax class, alineadas con las de los puertos europeos.