Opel continúa avanzando en su ofensiva de electrificación, con el objetivo de ofrecer una versión eléctrica de cada modelo de su gama de comerciales ligeros para finales de 2021. Ese mismo año, presentará la de la furgoneta Movano, a la que se sumará la versión electrificada del Combo.

Por su parte, el Vivaro-e se entregará a los primeros clientes en el mes de octubre de 2020. El fabricante, que sigue enfocado en desarrollar modelos preparados para el futuro y mejorar sus motores de combustión, había logrado reducir la emisiones medias de sus modelos en 20 gramos a finales de 2019.

En el primer semestre de 2020, ha conseguido una disminución del 13,5% en Alemania frente al mismo periodo del año anterior, lo que supone la mayor reducción de todos los fabricantes que cuentan con al menos un 2% de cuota de mercado.

Con su apuesta por la electrificación de los comerciales, el grupo busca ofrecer a sus clientes la opción de conducir sin emisiones en el centro de las ciudades con numerosas versiones personalizables, ya sea para su uso en la última milla o en sectores como la construcción.

En el año 2021, la marca contará con nueve modelos electrificados diferentes, entre comerciales y turismos, aunque su intención es ofrecer al menos una versión electrificada de cada uno de sus vehículos de cara a 2024.

Desarrollo de baterías de alto rendimiento

En este sentido, ha firmado ya un acuerdo con PSA y Total para la creación de la ‘joint-venture’ Automotive Cells Company, que espera convertirse desde 2023 en un gran actor a nivel mundial en el desarrollo y fabricación de baterías de alto rendimiento de iones de litio.

El centro de I+D en Burdeos y el centro piloto en Nersac, ambos en Francia, ya han comenzado a desarrollar las nuevas tecnologías para la futura comercialización. Al final de esta fase está previsto poner en marcha su producción en dos fábricas, en la localidad gala de Douvrin y en la alemana de Kaiserslautern.

Además, el fabricante alemán ya ha instalado 350 puntos de carga para su creciente flota de vehículos eléctricos en su ciudad de origen, Rüsselsheim.