Panattoni acaba de adquirir 42.500 m² de suelo a la sociedad Aragón Plataforma Logística para desarrollar su tercer proyecto en PlaZa, que de hecho, se situará muy próximo al segundo, que se dio a conocer hace apenas un mes.

Esta nueva construcción logística a riesgo, que se entregará a finales de 2022, constituirá su mayor desarrollo en la capital aragonesa, uno de los focos que ha escogido junto a Bilbao, Valencia y Vitoria, para diversificar su actividad más allá de los focos tradicionales del sector, Madrid y Barcelona.

La parcela, situada cerca de la A-2, dispone de buenas conexiones a la red de autovías españolas, y acceso desde la Ronda del Aeropuerto de Zaragoza, uno de los que cuentan con un mayor volumen de operaciones en España.

Allí se levantarán dos edificios, uno de 13.750 m² pensado para un solo inquilino y otro de 12.200 m² con módulos desde 2.500 m², que puede albergar desde una sola actividad de cross-docking hasta cuatro distintas. La idea es desarrollar un proyecto flexible y modulable, que pueda albergar a grandes compañías del sector del e-commerce.

Las instalaciones contarán con 44 muelles de carga y descarga para camiones y 28 para furgonetas, una altura libre de 11 metros, y playas de maniobras para camiones desde los 32 a los 55 metros de ancho, superando ampliamente el estándar del sector.

El resto de parcela no edificada se utilizará para el desarrollo de zonas verdes exteriores y un gran aparcamiento para agilizar el flujo de vehículos para la asignación y entrega de pedidos.

Certificación energética

Además, Panattoni Park Zaragoza III se construirá de acuerdo a los requisitos de la certificación energética Breeam ‘Very Good’ y dispondrá de una instalación fotovoltaica de unos 100 kw por edificio, así como de una estación con ocho puntos de recarga eléctrica.

Desde la promotora, destacan la ubicación geoestratégica de Zaragoza y su disponibilidad de suelo, así como su intermodalidad, pues conecta el Eje del Ebro con el Arco Mediterráneo y el Arco Atlántico, y ofrece más de 21 vuelos de carga semanales con Europa, México y Asia, y 80 conexiones ferroviarias semanales de carga con Barcelona, Valencia y Bilbao.