Por primera vez, P&O Maritime Logistics realizará una incursión en el mercado del transporte marítimo de contenedores, contribuyendo a aliviar los problemas actuales en las cadenas de suministro. Para ello, ha realizado la primera transformación de la cubierta del Topaz Lena, un ‘Multi-Carrying Vessel‘, MCV.

La decisión llega después de haber estado trabajando junto a su cliente Unifeeder para proporcionar servicios en rutas de contenedores, en las que si bien el número de unidades que mueven es limitado, es preciso un movimiento más ágil, debido a las limitaciones que suponen las rutas con amplias frecuencias pero bajos volúmenes.

La flota de MCVs de la naviera es más flexible y permitirá transportar contenedores de 20, 40 o 45 pies, dependiendo de las necesidades de capacidad, aunque su diseño original se realizara pensando en la mercancía general y el project cargo.

El nuevo modelo se ha convertido en una solución ideal para la elevada demanda de transporte de contenedores en Europa, y puede ayudar a aliviar la presión en las cadenas de suministro, especialmente en las rutas cortas en las que deben moverse a menudo pequeños volúmenes de mercancía, así como en las rutas fluviales y puertos de aguas poco profundas.

El operador busca proporcionar un valor añadido en los puertos en los que está presente DP World, su empresa matriz, contribuyendo a la descongestión de los mismos y dando servicio a pequeñas terminales cercanas. El mismo modelo se aplicará en otras terminales de contenedores que están sufriendo problemas de congestión.

Además, ya está preparando la adaptación de otros cinco buques, que le permitirán prestar servicio en diferentes rutas que abarcan desde América hasta el sureste asiático.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110