Naturgy ha completado la primera entrega en España de un cargamento de GNL neutro en carbono, lo que significa que compensa mediante créditos de carbono las emisiones asociadas a los diferentes eslabones de la cadena de valor.

La operación, que ha tenido lugar en la planta de regasificación de Barcelona, corresponde a una descarga del buque Castillo de Mérida, procedente de Qatar.

La compañía energética, que da un paso más en su estrategia ESG a nivel medioambiental, social y corporativo, ha compensado las emisiones asociadas desde la producción hasta descarga en tanque.

De este modo, la operativa equivale a la eliminación de 15.300 vehículos que circulen por ámbito urbano durante un año. Su intención, además, es seguir ofreciendo a sus clientes servicios de compensación de carbono y seguir realizando este tipo de entregas de GNL en el sistema energético español y a nivel mundial.