El camión eléctrico de baterías eTGM de MAN ha hecho su primera incursión en el sector de la construcción, a través del proyecto eLogistics que el fabricante lleva a cabo con la Universidad de Ciencias Aplicadas de Fulda.

El objetivo es probar el vehículo en condiciones reales y en este caso, se ha utilizado para el transporte de materiales de construcción para la compañía alemana Stark, en combinación con una carretilla elevadora montada sobre un camión.

Los resultados están siendo satisfactorios por el momento, lo que pone en valor la capacidad de este camión eléctrico para diferentes aplicaciones dentro del sector del transporte de mercancías.

En este caso, las pruebas se están desarrollando en la región Rin-Meno. El vehículo, de 26 toneladas, utiliza cargadores de 55 kW habilitados en las instalaciones situadas en Frankfurt y Darmstadt de Raab Karcher, una marca de Stark.

A lo largo de los próximos meses, se recogerán datos suficientes para poder evaluar el potencial de los camiones eléctricos para la entrega de materiales de construcción. Por su parte, con la adquisición del camión y el inicio del proyecto, el cliente está más cerca de alcanzar sus objetivos de sostenibilidad en Alemania.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px