Prologis ha publicado su Informe de sostenibilidad ESG 2020, que hace hincapié en la adaptación de su oferta global a criterios de eficiencia energética, de neutralidad de carbono y de innovación.

Su compromiso con los factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo, conocidos como ESG, se ve reflejado en su apuesta por la construcción de edificios sostenibles y eficientes, así como por el uso de energías renovables.

Así, a través de la iniciativa SolarSmart, se ha propuesto instalar 40 megavatios en placas solares a escala global, y en 2020 ha logrado prácticamente un 50% de cobertura LED en sus instalaciones.

A lo largo del año, también se han puesto en marcha varios proyectos de construcción inteligente en Europa, que destacan por el uso de tecnologías sostenibles, materiales de construcción bajos en carbono y técnicas de vanguardia, como el almacenamiento subterráneo de energía térmica y las bombas de calor eléctricas.

Estos edificios han marcado una nueva pauta con respecto al almacenamiento y la logística, agilizando las operaciones de los clientes y optimizando su productividad.

Construcción neutra en carbono

Su objetivo es conseguir una construcción totalmente neutra en carbono para el año 2025. Su centro logístico Moissy 2, al sur de París, será el primer almacén del grupo en cumplirlo, al evitar, reducir y compensar el 100% de los impactos de la construcción, las operaciones y el mantenimiento a lo largo de su ciclo de vida útil.

Construido sin conexión de gas, se apoyará en la eficiencia del diseño, la energía solar generada por placas fotovoltaicas en el tejado, la energía verde adquirida y el almacenamiento subterráneo de energía térmica para la calefacción, refrigeración y energía.

En el campo de la responsabilidad social corporativa, conviene señalar su participación en la resolución de retos de sus clientes mediante el diseño de edificios sostenibles, como demuestra ‘The WELL Building Standard’.

A ello se añade PARKlife, una iniciativa de Prologis a nivel europeo para ofrecer instalaciones y servicios de aparcamiento a los clientes, sus empleados y las comunidades locales, con distintas opciones de movilidad verde.

Por otra parte, a través de su programa ‘Community Workforce‘, busca desarrollar el talento en el sector de la logística para evitar los problemas de mano de obra que puedan tener sus clientes.