Puertos del Estado, en colaboración con la Dirección General de la Marina Mercante, Sanidad Exterior y la Comunidad Portuaria, ha elaborado una guía de recomendaciones para el tráfico marítimo de pasajeros, que facilitará la adopción de medidas preventivas para gestionar de forma eficaz y segura la desescalada y afrontar la nueva normalidad.

El objetivo es proteger a los pasajeros, el personal de tierra y la tripulación de los buques. Así, en lo que se refiere a la adquisición de billetes y tarjetas de embarque, se promoverá la gestión telemática, incluyendo en la web de navieras o estaciones marítimas un enlace a información relevante para pasajeros y conductores de camiones o autobuses.

En el momento de la compra del billete o la emisión de la tarjeta de embarque, se deberá recabar un número de teléfono de contacto y una dirección de correo electrónico del pasajero y conductores. También deberían incluirse medios de información y sensibilización al pasaje en varios idiomas para fomentar el respeto de las medidas sanitarias.

En este sentido, se informará a los compradores de las medidas adoptadas para garantizar la seguridad sanitaria y se reforzará el distanciamiento social en las colas en caso de adquirir de forma presencial los billetes, que se venderán exclusivamente para camarotes completos o un camarote para cada vehículo. Asimismo, se adaptarán todos los procedimientos para la atención de personas con discapacidad o movilidad reducida.

Estaciones marítimas

Respecto al embarque o desembarque en estaciones marítimas , se acondicionarán las infraestructuras para garantizar el distanciamiento social y se habilitarán espacios para la entrega o venta de material de prevención. Además, debe existir un protocolo para la atención de los pasajeros con sintomatología compatible con el Covid-19, que será incluido en el Plan de Autoprotección de la estación marítima.

De hecho, deberá impartirse formación al personal de tierra sobre las normas vigentes y todos los trabajadores de las terminales tendrán que cumplir con lo establecido en la ‘Guía de buenas prácticas en los centros de trabajo’ del Ministerio de Sanidad. Se garantizará una ventilación adecuada en cualquier estancia, reforzando las medidas de higiene, limpieza o desinfección, que podrían aplicarse también al equipaje facturado.

Los buques deberán contar con un Plan de contingencia para gestionar posibles casos de Covid-19.

En caso de emplear protocolos de desinfección basados en luz ultravioleta, nebulización o pulverización con biocidas, ozonización u otros medios, deberán contar con las certificaciones u homologaciones que exijan las autoridades competentes. Igualmente, se recomienda establecer una comisión de coordinación en cada puerto o Autoridad Portuaria, para la implantación de las medidas a adoptar.

A bordo de los buques

La guía incluye también una serie de indicaciones a seguir a bordo de los buques, que deberán contar con un Plan de contingencia para gestionar posibles casos de Covid-19. Para garantizar las medidas de distanciamiento social vigentes se podrá recomendar la limitación del movimiento del pasaje una vez se encuentre a bordo, así como implementar medidas de control de aforo en zonas comunes.

Al mismo tiempo, se deben intensificar las medidas de higiene y limpieza en todas las zonas comunes y cuando se detecte la presencia de personas con síntomas compatibles con la enfermedad, prestar atención a la entrega de los desechos que hayan generado.

Por último, la guía plantea la creación de procedimientos específicos en el Sistema de Gestión de cada compañía que recoja estas medidas, y otras orientados a minimizar la salida a tierra por parte de los tripulantes, reducir el contacto con el personal de tierra y establecer sistemas de relevo para la tripulación.