Alstom ya había trabajado con la pila de hidrogeno en sus trenes

Alstom ya había trabajado con la pila de hidrógeno en sus trenes.

Renfe ha coordinado la presentación de un nuevo proyecto de tracción ferroviaria basado en pila de combustible de hidrógeno, baterías y supercondensadores al programa LIFE de la Unión Europea, instrumento financiero sobre medio ambiente para el periodo 2014-2020.

El proyecto, cuyos antecedentes se remontan a 2011, incorpora ahora como socios a Alstom, Enagás, Audigna/Hidrógena y Nertatec, además de Bureau Veritas como empresa certificadora.

El objetivo de este proyecto de I+D+i es desarrollar pruebas piloto con un tren/vehículo laboratorio de la serie 3100 de Feve y obtener conclusiones sobre la viabilidad técnica de la tracción ferroviaria con hidrógeno en la red ferroviaria española.

Entre los puntos más significativos figura la posibilidad de reducir un 100% las emisiones directas del vehículo respecto a uno movido por combustibles convencionales, usando al menos un 70% de energía de origen renovable.

El proyecto incluye el desarrollo de un sistema de suministro y repostaje, una adecuación del vehículo tranvía como unidad de ensayo, además de normativas y procedimientos para la monitorización de circulaciones que aporten datos sobre prestaciones, rendimientos, emisiones, autonomía y ruido para su comparación con los sistemas de tracción convencionales. De forma paralela, se desarrollarán estudios económicos sobre el ciclo de vida del sistema integral.

Con un presupuesto de 2,6 millones de euros, el proyecto está alineado con la posición del Gobierno de España en la pasada cumbre del clima de París y el objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) del 26% para el 2030.

El operador público y las empresas participantes esperan que la UE complete la evaluación del proyecto durante el primer trimestre de 2017.