Maquina eléctrica Bombardier de Renfe Mercancías

Renfe continúa negociando con Alcoa para alcanzar una solución para ambas partes.

Renfe repondrá tres días a la semana el tren de mercancías desde el municipio lucense de Xove hasta la estación vizcaína de Ariz, que había suspendido por falta de maquinistas. De esta manera, Alcoa podrá seguir utilizando este servicio para trasladar las placas de aluminio desde la factoría de Lugo hasta la planta de Amorebieta.

Aunque la solución, de carácter provisional, no convence del todo a la multinacional, evita que el traslado tenga que hacerse por la carretera de la costa, según publica La Voz de Galicia.

Alcoa pretende no obstante que Renfe recupere el tren con frecuencia diaria que daba servicio a las empresas de la zona desde 1980.

Cada año, salen unas 80.000 toneladas de aluminio con destino a Amorebieta, que hasta ahora eran transportadas diariamente por ferrocarril, lo que suponía unos 80 vagones semanales.

La alternativa es el transporte por carretera, lo que implica, sólo en el caso de Alcoa, unos 150 camiones a la semana y 6.000 a lo largo del año. La situación provocaría congestiones en el tráfico de la carretera de la costa, especialmente en la temporada de verano, época en la que la carretera está al límite de su capacidad además de precisar mejoras importantes, que vienen siendo demandadas desde hace tiempo.