Observatorio del Vehículo Industrial de Faconauto

Renovar el parque de vehículos pesados, primer paso para la descarbonización

Para Facnauto la descarbonización del parque de vehículos pesados pasa primero por renovar los camiones más antiguos y contaminantes, así como por establecer objetivos realistas.

Sábado, 23/04/2022 por CdS

El 80% de los camiones que circulan por nuestras carreteras tiene más de diez años, según Faconauto.

La descarbonización del parque de vehículos pesados es una tarea compleja, con un fuerte componente económico y diversos grados de avance.

En ese sentido, Faconauto ha pedido, en el marco del Observatorio del Vehículo Industrial celebrado en la feria Motortec, que las medidas incluidas en el “Objetivo 55” de la Unión Europea se trasladen al sector del transporte mediante estrategias nacionales realistas e integrales.

Concretamente, la organización solicita que las estrategias no se basen solo en la electrificación, sino que tengan en cuenta todas las tecnologías presentes en los vehículos industriales, incluyendo los eficientes motores de combustión, el hidrógeno, los biocombustibles o los combustibles sintéticos.

Según los datos de la patronal, para 2030, todavía el 70% de la flota europea de vehículos será de combustión, situación especialmente relevante en el caso de los camiones pesados, ya que el avance hacia la descarbonización en este segmento está siendo más lento y se encuentra con el gran problema de la carencia de una red de puntos de recarga.

Para acelerar este proceso, la patronal de los concesionarios sostiene que la Unión Europea tiene que establecer urgentemente objetivos vinculantes para sus países miembro de puntos de carga eléctrica de alta potencia y de repostaje de hidrógeno para satisfacer la demanda de infraestructura para los vehículos pesados. Este enfoque tiene que ser forzosamente europeo, para evitar los mismos desequilibrios geográficos que se están dando con la implantación del vehículo eléctrico.

Así mismo, para Faconauto, la primera descarbonización del transporte pasa por quitar de la circulación los camiones más antiguos y contaminantes.

La entidad calcula que el 80% de los camiones que circulan por nuestras carreteras tiene más de diez años, por lo que pide un plan de descarbonización intensivo para el reemplazo de los camiones más antiguos.

De igual manera, también hay que tener en cuenta en todo este proceso el papel de los concesionarios, que necesitarán amortizar las fuertes inversiones que está realizando en digitalización, descarbonización y formación, por lo que se piden plazos razonables y una rentabilidad acorde.