La Capitanía Marítima de Almería ha ordenado la retención del petrolero Aldan, de bandera liberiana, tras haberse detectado una descarga ilícita de hidrocarburos de unos 55 km² de extensión.

En concreto, esta descarga se produjo el día 10 de junio, a 157 millas de Canarias, en zona Exclusiva Económica de España. Fue detectada por satélite gracias a la Agencia Europea de Seguridad Marítima, EMSA, y por un avión de Salvamento Marítimo que desarrollaba labores de vigilancia.

La operación para la retención del buque se ha llevado a cabo en colaboración con este mismo departamento, así como con la Armada Española y la Autoridad Portuaria de Almería

Tal y como explican desde el Ministerio de Transportes, el petrolero podría enfrentarse a una de las sanciones más altas impuestas por la Dirección General de la Marina Mercante hasta la fecha por la contaminación ocasionada.

El buque, con 182 metros de eslora y 32 metros de manga, fue construido en el año 2003. Había partido a finales de mayo del puerto de Chaguaramas, en Trinidad y Tobago, y tenía como destino el puerto de El Pireo, en Grecia.