Después de una primera fase piloto en diversos aparcamientos, la red piloto de microhubs de Revoolt se ha puesto en marcha en el centro de Madrid, Barcelona, Valencia y Zaragoza.

Con servicio las 24 horas según las necesidades, la compañía extenderá estos espacios de almacenamiento al resto de las ciudades donde ya está implantada para hacer más rentables, eficientes y sostenibles sus repartos de última milla.

Esta nueva iniciativa supone un paso más en su contribución a la transformación del reparto tradicional en las grandes ciudades, con el que consiguen que las tiendas y ecommerces de alimentación aproximen sus stocks a sus clientes para ofrecer un servicio de distribución urbana más rápido, eficiente y sostenible.

Al reducir las distancias para trasladar un pedido se limita automáticamente el impacto en el medio ambiente, tanto a nivel de reducción de emisiones de CO2 como sobre la congestión del tráfico, sobre todo si se utiliza una flota sostenible compuesta por furgonetas, motos, triciclos y patinetes eléctricos

La compañía defiende que con el nuevo modelo de hubs urbanos se puede emplear un solo vehículo a plena carga para agilizar el proceso de suministro, ahorrando en tiempo y dinero.