Las SAGEPs y los Centros Portuarios de Empleo se han reunido esta semana en Madrid para analizar la situación de un sector que, en los últimos tiempos, está viviendo un cambio en el modelo de la estiba que ha evolucionado, abriendo, como destaca Anesco, «nuevas posibilidades, que deben ser consideradas en los convenios para mejorar la competitividad”.

Para la patronal de estiba, una vez definido el marco jurídico, ahora los trabajos se centran en «avanzar en la negociación colectiva manteniendo una fructífera interlocución con las organizaciones sindicales».

Así pues, la negociación se ha convertido en una de las prioridades fijadas por la patronal de la estiba para los próximos meses, con el fin de continuar evolucionando la estiba portuaria, para optimizar el servicio prestado y mejorar la eficiencia laboral, sin menoscabar derechos laborales, así como preparar el sector de cara a la revolución que va a suponer la llegada de los procesos de automatización a las actividades portuarias.

Todo este panorama obliga al sector de la estiba, a juicio de Anesco, a «emprender el camino para ser más competitivos dentro del mercado marítimo internacional” y para ello es necesario mayor flexibilización en la organización del trabajo, optimización de los equipos, impulso a la formación y apuesta por la automatización y digitalización de los puertos”.