Scania presenta la próxima generación de camiones eléctricos de batería (BEV) adaptados a operaciones regionales de larga distancia con un peso bruto de hasta 64 toneladas. De esta forma, los clientes podrán operar con configuraciones rígidas o con combinaciones de cabeza tractora y semirremolque.

La autonomía varía con el peso, la configuración y la topografía, pero se espera que una tractora 4×2 con seis baterías pueda circular hasta 350 km antes de recargar, a una velocidad media de 80 km/h en autopista. Cargar el vehículo durante los 45 minutos de descanso obligatorios del conductor aumentará la autonomía operativa, cuando sea posible la recarga pública para camiones.

En principio, la nueva gama estará disponible como tractora 4×2 o rígido 6×2. En caso de montar seis baterías, una tractora 4×2 necesitará una distancia entre ejes de 4.150 mm, pudiendo beneficiarse de la normativa europea sobre dimensiones aumentadas de los vehículos. Se puede especificar un peso bruto de hasta 64 toneladas siguiendo la combinación de conjuntos euromodulares.

La capacidad de carga es de hasta 375 Kw, lo que significa que, como regla general, una hora de carga añadirá entre 270 y 300 km de autonomía. La potencia continua necesaria para un Scania 45 R o S es de 410 Kw.

Aunque es posible realizar pedidos de los camiones eléctricos de la nueva generación, sin embargo la producción no empezará hasta el cuarto trimestre de 2023.