El puerto de Hamburgo es uno de los principales destinos para los servicios ferroviarios entre China y Alemania. De hecho, en los últimos años se han registrado unos 232 entre un total de 20 zonas chinas y Hamburgo.

En 2020, el tráfico ferroviario intercontinental entre China y este puerto germano aumentó un 7%, con 107.000 TEUs. Casi 40 trenes semanales cubren esta ruta, conectando varias provincias del país asiático con esta instalación europea.

Desde noviembre de 2020, se ha añadido una nueva conexión desde Xuzhou, concretamente desde la terminal de carga de Tongshan, que pasa por Rusia, Bielorrusia o Polonia, entre otras zonas, para llegar a Hamburgo en 18 días.

En mayo, llegarán al menos dos trenes más desde Xuzhou, que aspira a convertirse en una localización esencial para la nueva Ruta de la Seda. Solamente en 2020, 300 trenes partieron de esta ciudad para transportar productos de consumo y maquinaria hasta Europa, incluyendo productos de Xugong, Liebherr, Hitachi y CAT.

Xuzhou, situado al norte de la provincia de Jiangsu, también está conectado con los puertos de Ningbó-Zhoushan, Shanghái y Lianyungang.