Este lunes, día 23 de febrero, Inversiones Montepino en su calidad de propietaria, han colocado la primera piedra de la que será la Plataforma Logística Casablanca.

Se encuentra situada en una estratégica ubicación, en el Polígono Industrial Casablanca de Torrejón de Ardoz, junto al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y con fachada a la A-2, uno de los ejes de distribución de mercancías más importantes a nivel nacional.

Las dos naves en las que se configura la plataforma, contarán con certificación LEED Green Building. La entrega está prevista para diciembre de 2015, aunque si todo se desarrolla conforme al proyecto, el inicio de actividad no será hasta el primer trimestre de 2016.

Edificado sobre una parcela de 84.983,02 m², la construcción estará compuesta por dos edificios que sumarán una superficie total construida de 47.427,23 m² con una inversión de 30 millones de euros.

La altura libre interior de 12 m plantean unas instalaciones destinadas al almacenaje, si bien serán los futuros inquilinos los que decidan el uso. La promoción cuenta con un ratio de muelles de 1/800 m², estructura y cerramiento de hormigón, amplias playas de maniobra, sistema contraincendios con sprinklers tipo ESFR, entre otras.

La plataforma cuyas obras de construcción han dado comienzo de forma oficial este lunes 23 de febrero, cuenta con el diseño más moderno y con todas sus características ajustadas a las necesidades de los operadores logísticos.

El acto formal de colocación de la primera piedra ha contado con la presencia del consejero delegado de Inversiones Montepino, Juán José Vera, y del alcalde de Torrejón de Ardoz Pedro Rollán. La comercialización, se ha encargado a las consultoras inmobiliarias Proequity y CBRE.

De esta forma Inversiones Montepino, inicia la primera gran promoción inmobiliaria de Madrid de una plataforma logística ‘a riesgo’, desde 2007 y demuestra estar a la vanguardia en cuanto a calidades y métodos constructivos se refiere.

La plataforma logística Casablanca, se ha diseñado para cumplir con todos los estándares europeos de clasificación de plataformas logísticas, para la máxima clasificación, A+.