Durante el pasado mes de septiembre se ha detectado un imperceptible descenso en los retrasos de los servicios de transporte marítimo internacional de contenedores, que no sirve para aliviar la presión que viven las cadenas de suministro internacionales de cara al pico estacional de fin de año.

En concreto, durante el noveno mes de 2021 se ha producido un descenso de seis décimas porcentuales, aunque, según el último informe de Sea Intelligence, solo un 34% de los portacontenedores llegan a sus destinos en el tiempo estimado.

De este modo se mantiene la fiabilidad de los servicios de contenedores en el rango que va del 34% al 40% y que está siendo común a lo largo de este ejercicio, en un porcentaje que es 22 puntos porcentuales menor que el que había hace un año.

En este mismo sentido, los retrasos medios también se ha recortado hasta colocarse en los 7,27 días, cifra que es la más alta registrada hasta la fecha para un mes de septiembre.

Por navieras, las que han mantenido una mayor fiabilidad en los tiempos de sus servicios han sido Maersk, con un 44,2% de puntualidad, y Hamburg Süd, con un 37,3%.

Frente a ello, Evergreen es la naviera con más retrasos, con una puntualidad de un 11,7% sobre el total de su flota.

En este contexto, ningún grupo naviero registra mejoras en el cumplimiento de los plazos de servicio con respecto al noveno mes del año pasado, en una situación que extiende sus efectos a toda la cadena de suministro global.