La Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Centros Portuarios de Empleo, Anesco, ha valorado positivamente la rebaja de diversas tasas portuarias que contempla el Real Decreto-ley 15/2020, de 21 de abril, de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo.

Sin embargo, advierte de que las terminales de contenedores apenas se beneficiarán de esta medida, dado que únicamente se ha considerado la variable de la caída significativa de actividad desde la publicación del Real Decreto-Ley y mientras se prolongue el estado de alarma.

No se ha tenido en cuenta, por tanto, el «considerable incremento de los costes de explotación» que están asumiendo las empresas para preservar la salud de los trabajadores y mantener la prestación del servicio. En cualquier caso, la Asociación agradece el esfuerzo realizado por Puertos del Estado para minimizar el impacto negativo de la crisis, aunque reconoce que hasta dentro de unos meses no se podrá determinar si las medidas aprobadas han sido suficientes.

Aún es difícil estimar el impacto global que provocará la crisis en el sector, ya que «los efectos negativos continúan«, pero la patronal ya ha advertido de «una pronunciada disminución de tráficos que implicará pérdidas económicas importantes» para las terminales y otros agentes de la cadena logística.

Anesco, que desde hace años aboga por una rebaja de la presión fiscal sobre las empresas estibadoras para mejorar su competitividad, seguirá reclamando una mayor flexibilidad en el conjunto de las tasas portuarias que se sume a la reducción ya prevista de hasta el 20% de la tasa de ocupación.