El buque afectado por el incendio navegaba por el Mar Rojo.

El Maersk Kensington afectado por el incendio navegaba por el Mar Rojo.

Tras el fuego que se declaró este mismo mes en el Maersk Hogan y que supuso la muerte de cinco tripulantes, la semana pasada también se ha dado cuenta del incendio de un contenedor que transportaba el Maersk Kensington a su paso por el el Mar Rojo, frente a las costas de Omán, camino del Canal de Suez.

En esta ocasión, sin embargo, las llamas han podido ser controladas y la tripulación ha quedado a salvo, sin que, al parecer, se hayan producido más afectaciones a la carga de 5.616 TEUs que lleva a bordo el buque de la naviera danesa.

Maersk ha anunciado que está investigando el incidente en colaboración con las autoridades locales, aunque, a priori, no ve ninguna conexión entre ambos siniestros, así como que avisará a los cargadores de cualquier retraso que implique la situación.

El anterior incidente afectó al Maersk Hogan, que realizaba la ruta entre China y Europa y sufrió grandes daños tanto en su estructura como en los más de 7.800 contenedores que transportaba, por lo que prácticamente toda su tripulación tuvo que ser evacuada a Sri Lanka para recibir atención médica.