KION Group

El acuerdo se ha hecho efectivo a través de Weichai Power, integrada en la compañía estatal china Shandong Heavy Industry Group, empresa fabricante de vehículos comerciales, maquinaria de construcción, sistemas de energía, recambios de automoción y yates.

La operación incluye la adquisición del 25% de las acciones de Kion Group por parte de Weichai Power, que se realiza mediante una ampliación de capital, por un importe total de 467 millones de euros. Además Weichai comprará también el 70% de las acciones de Linde Hydraulics, la subsidiaria de Kion especializada en la fabricación de equipos hidráulicos para terceros, por un montante de 271 millones de euros, lo que totalizan 738 millones de euros.

En el acuerdo se contempla la posibilidad de ampliar en el futuro la participación de Weichai Power en Kion hasta el 30% y también de aumentar aún más su participación en el negocio de Linde Hydraulics.

Tras esta operación Weichai Power pasa a convertirse en el tercer accionista principal del fabricante alemán de carretillas elevadoras y equipos hidráulicos, después de los actuales propietarios de Kion, Goldman Sachs Capital Partners y Kohlberg Kravis Roberts. Kion Group se constituyó en 2006 a raíz de la compra de la división de carretillas e hidraúlica al grupo Linde, por parte de KKR y Goldman Sachs.

El plan de negocio previsto para Linde Hydraulics incluye la reubicación de las actividades actuales que se vienen desarrollando en la planta de Nilkheim, en la localidad de Aschaffenburg, en una nueva planta en las inmediaciones con el fin de aumentar la capacidad  de producción de equipos hidráulicos.

Se espera que la operación esté finalizada durante el cuarto trimestre de 2012, estando pendiente de la aprobación por el organismo regulatorio competente.

Linde es el segundo fabricante mundial de carretillas elevadoras, con unos ingresos de 4,4 millones de euros en 2011 y un beneficio operativo de 365 millones de euros. Sin embargo, la compañía, que tiene su sede en la localidad alemana de Wiesbaden, tiene deudas contraídas por valor de 2,6 millones de euros, lo que había supuesto  la búsqueda de nuevos fondos para la reestructuración de la deuda, que ahora es posible gracias a la entrada de Weichai Power en el capital de Kion.

La operación proporciona al fabricante germano, el fortalecimiento de su posición en el mercado chino de carretillas elevadores, que supone la cuarta parte de la actual demanda mundial. Un mercado en el que Linde ha estado presente en estos últimos 20 años.