Ante la necesidad de contener la propagación del coronavirus y la dificultad manifiesta de garantizar de forma real el cumplimiento de los requerimientos establecidos en las obras de construcción, el CSCAE (Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España), el CGATE (Consejo General de la Arquitectura Técnica de España) y el CITOP (Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas), han solicitado al Ministerio de Transportes la suspensión temporal en obras de construcción.

En una carta conjunta de las tres entidades, que representan a más de 110.000 profesionales colegiados, manifiestan que, ante la actual situación, esta medida contribuiría a detener la expansión del virus y garantizar las condiciones de seguridad y defensa de la salud de todos los trabajadores y personal interviniente en las obras.

Conscientes de la diversidad de actividades y circunstancias de las obras, las tres entidades también plantean la necesidad de contemplar supuestos en los que el mantenimiento de obras y actividades, por su naturaleza específica, pueda ser compatible con las restricciones generales establecidas.

Para limitar el impacto económico y social de esta crisis, se plantea preparar una reactivación rápida del sector, previendo formas de recuperar la actividad, en caso de que la situación se prolongue y haya que convivir con la enfermedad, y que se contemplen supuestos donde el mantenimiento de la actividad sea posible.

También se ha planteado al Ministerio que tenga en cuenta algunos supuestos en los que los trabajos pueden considerarse compatibles con la respuesta frente al COVID-19 en estos momento, como hospitales de campaña, adecuación de centros sanitarios o aquellas obras que se encuentren en la fase última de ejecución o que se desarrollen en las partes interiores de las obras en ejecución, entre otras.

Exigen paralizar las obras del centro logístico de Amazon en Sevilla

En este contexto y tras confirmarse el quinto contagiado de coronavirus entre los trabajadores de las obras del nuevo centro de Amazon en Sevilla, CCOO ha vuelto a reclamar que se paralicen los trabajos. Actualmente, están trabajando unas 600 personasentre las más de 60 subcontratas que operan en la construcción de la plataforma de Dos Hermanas, y los contagios corresponden a trabajadores de Dragados y Dematic.

La obra supone un «alto riesgo de contagio», puesto que no se están proporcionando los equipos de protección individual que serían necesarios ni se está vigilando el mantenimiento de la distancia de seguridad, por lo que piden que se detenga la obra hasta que se realicen los controles oportunos, a fin de evitar una mayor propagación del virus entre los trabajadores y sus familias.