Stéphane de Creisquer, el directivo que llevaba más tiempo al frente de cualquier fabricante de vehículos industriales en España, ha llegado a un acuerdo con el Grupo Volvo a comienzos de esta semana para dejar la dirección de Volvo Trucks España.

Además, de Creisquer se desvincula totalmente del grupo automovilístico sueco después de haber ocupado diversos cargos directivos en el Grupo Volvo desde 1990 en Francia, Reino Unido y España, en un movimiento que no tiene relación con la reciente separación de las estructuras societarias de Volvo y Renault.

De manera interina, José María Martínez ha sido nombrado director general adjunto hasta que la nueva posición sea cubierta por una nueva persona definitivamente a través de un proceso de selección que ya se ha iniciado. 

José María Martínez, que mantiene sus responsabilidades actuales como director de Servicios de Mercado, acumula más de 30 años de experiencia profesional en el Grupo Volvo, donde ha ocupado diversas posiciones en el área de posventa y en la red de concesionarios y talleres.