La revolución llama a las puertas y el esperado camión eléctrico y semiautónomo de Tesla ya parece más cercano después de que el fabricante norteamericano diese más detalles sobre sus características la presentación del nuevo vehículo de la semana pasada.

Según parece, el nuevo Tesla Semi empezará a fabricarse en 2018, con el fin de que, también el año próximo puedan empezar a reservarse las primeras unidades, y los primeros vehículos lleguen a las carreteras norteamericanas en 2019.

Este nuevo camión llevará un motor eléctrico en cada rueda y será capaz de mover 36,3 toneladas, con una autonomía de entre 480 (300 millas) y 800 kilómetros (500 millas) y un consumo de menos de 1,25kW/h/km, cifra que supone, según el fabricante, un ahorro de un 20% frente a otros camiones diésel.

Además, el vehículo promete una aceleración a plena carga de 0 a 100 km/h en 20 segundos, gracias a la tracción integral eléctrica en todas sus ruedas.

Todo es nuevo en el Tesla Semi y su interior es radicalmente diferente a todo lo que se ha visto hasta ahora.

El vehículo ofrece un puesto de conducción centrado, con una visibilidad completa del perímetro de la cabina, algo que, según el fabricante, le otorga un grado superior de seguridad, y dominado por dos grandes pantallas táctiles de navegación, en un vehículo que tendrá asistente electrónico para la conducción en modo semiautónomo, un detalle que parece pensado específicamente para las grandes autopistas interestatales de los Estados Unidos.

tesla-semi-interior-2017

El Tesla Semi tendrá un puesto de conducción centrado.

Así mismo, Tesla anuncia unos costes de mantenimiento muy bajos, un ahorro de 170.000 euros en el consumo de combustible y un período de amortización de dos años.

Sin embargo, aún quedan por desvelarse grandes incógnitas sobre el nuevo camión de Tesla, como el peso de las baterías, que afecta de manera significativa a la propia carga útil del vehículo, sus dimensiones finales (especialmente su altura) y si está pensado únicamente para semirremolques norteamericanos o, por el contrario, también se van a desarrollar versiones para conjuntos europeos.