Tipsa ya opera, desde mediados de agosto, en su nueva plataforma central, ubicada en la localidad madrileña de San Fernando de Henares.

El inmueble ocupa una parcela de 43.000 m² de superficie, ubicada en pleno nudo de comunicaciones, junto a la carretera de Barcelona, la M-50 y el aeropuerto de Barajas-Adolfo Suárez.

Sobre este espacio se ha levantado una plataforma de 22.500 m² de superficie, que cuenta con un flujo de procesamiento de hasta 32.500 bultos por hora, 160 muelles de carga para furgonetas y 26 muelles para camiones.

De igual manera, las instalaciones también están equipadas con 19 líneas de descarga simultánea y más de 300 salidas para cajas, sobres y otro tipo de paquetes, además de nuevos equipos de clasificación y gestión de paquetería

Por otra parte, la nave también dispone de 5.000 m² de procesamiento a temperatura controlada especialmente diseñados para dar servicios de logística farmacéutica, de tal modo que la compañía es capaz de realizar entregas a menos de 25 grados centígrados en toda la península ibérica.

Así mismo, la nueva plataforma cuenta con desarrollos sostenibles, como puntos de carga eléctricos para su flota de vehículso eléctricos, materiales de embalaje y procesado de residuos siguiendo los estándares medioambientales de certificación, mayor aprovechamiento de la luz natural y paneles solares capaces de generar el suministro eléctrico de las oficinas.

Las nuevas instalaciones son capaces de procesar hasta 32.500 bultos por hora