embarcacion-autonoma-de-toyota-propulsada-por-hidrogeno

El buque, que ha navegado por Francia y ahora por el Mediterráneo, se dirigirá hacia el norte de Europa, llegando en 2020 a Japón.

Toyota acaba de presentar la primera embarcación energéticamente autónoma, que funciona con hidrógeno y no emite gases de efecto invernadero ni partículas. El Energy Observer, botado en 2017 en la localidad francesa de Saint-Malo, utiliza una combinación de energías renovables y un sistema que produce hidrógeno a partir del agua del mar sin emitir nada de carbono.

El buque, que navegará por todo el mundo, utiliza tecnologías que servirán de base para las redes energéticas del mañana. Su viaje, para el que se prevé una duración de seis años, constituye un desafío desde el punto de vista humano y tecnológico que pondrá a prueba los sistemas utilizados en circunstancias extremas.

El hidrógeno es la clave del proyecto Energy Observer y el principal motivo para la participación de Toyota en el proyecto. Gracias a su sistema de producción, el peso del buque puede reducirse considerablemente en comparación con la alternativa de almacenar toda la energía en baterías.

Su uso como medio de almacenamiento es clave para superar el problema del suministro de energía intermitente tanto en tierra como en mar, porque permite aprovechar el excedente y ampliar la autonomía de las instalaciones móvile